defensor-del-asegurado

Hoy en día, la legislación vigente (Ley 44/2002 y la Orden ECO/734/2004) establece la obligatoriedad para las compañías de seguros de crear un servicio de atención al asegurado propio y de manera voluntaria. Además, por cuestiones de imagen, independencia y objetividad frente a los asegurados, la normativa legal existente aconseja y regula el establecimiento de la figura del Defensor del Asegurado externo a la compañía.
Pero, ¿qué entendemos por Defensor del Asegurado? Muy sencillo. Para una empresa de seguros es el órgano que se encarga de recibir, estudiar y dar respuesta a las quejas, sugerencias y reclamaciones que presenten los clientes sobre determinados aspectos del contenido, la aplicación y los efectos del contrato de seguro que tienen suscrito.
En este sentido, existen dos tipos de reclamaciones en virtud de la naturaleza: por un lado, las reclamaciones de naturaleza administrativa, que conllevan la interpretación de las condiciones particulares y/o generales del contrato del seguro y la aplicación de exclusiones de la cobertura de la póliza contratada. Y, por otro, las reclamaciones de naturaleza médica, relativas a complicaciones médicas, valoración de secuelas producidas, cálculo de las cuantías de indemnizaciones, etcétera, enfocadas fundamentalmente a los efectos de los servicios prestados.
PROMEDE es, desde hace 10 años, una entidad designada como Defensor del Asegurado de diversas compañías aseguradoras, ofreciendo a estas un servicio integral en cuestiones relacionadas con la resolución de las reclamaciones de sus clientes respecto a sus derechos e intereses. Además, la compañía destaca por el tratamiento personalizado de las reclamaciones, la rapidez en la resolución de las mismas y la promoción de la mediación como medio de solución de la controversia suscitada.

img_sello

¡Esta semana te contamos buenas noticias! PROMEDE ha obtenido la certificación de calidad ISO 9001:2015 para sus servicios de mediación y peritación sanitaria, valoración del daño corporal y formación de manos de la compañía TÜV Rheinland, proveedor líder independiente en servicios de inspección técnica y certificación de calidad.

Generar confianza, mejorar el enfoque hacia el cliente, enriquecer sus procesos y estructuras de manera sostenible o incentivar a sus empleados, son algunos de los requisitos que se han cumplido para obtener la concesión de esta certificación. Y es que este certificado se ha convertido en un modelo para el aseguramiento de la calidad en el desarrollo, el diseño, el servicio, la producción y la instalación de un producto o servicio de cualquier empresa y/o sector.

Por este motivo, la concesión ha ayudado a PROMEDE a mejorar su eficacia operacional, así como fomentar la mejora continua de la organización. Esta certificación supone para nuestra compañía escenificar el trabajo necesario para controlar la organización del proceso interno y proporcionar los medios para supervisarlos y mejorarlos.

Consideramos que es una gran noticia que garantiza la adecuación de todos los procesos a las normativas y estándares más actuales, y respalda nuestro compromiso de orientar todas las actividades y decisiones de la empresa a la satisfacción de las necesidades y expectativas de los clientes.