El pasado mes de octubre conmemorábamos el 15 aniversario de Promede, y lo hacíamos coincidiendo con el Congreso Nacional de Derecho Sanitario. Hoy reflexionamos sobre cómo en estos años, desde que se creó PROMEDE, ha cambiado nuestra área de trabajo, la que tiene que ver con la responsabilidad profesional del médico. Hemos observado durante este tiempo cómo se ha producido un tránsito desde la pericia llevada a cabo por profesionales (peritos) generalistas hasta la realizada por especialistas médicos en activo, por la que nosotros hemos apostado desde el inicio, porque creemos que esto permite una pericia mucho más concreta y específica a las necesidades de cada caso. Además de los informes elaborados por especialistas en activo (hemos llevado a cabo más de 10.000), es clave el apoyo de una valoración del daño corporal adaptada a las necesidades y la complejidad que requiere la responsabilidad profesional.

Otro de los aspectos en los que hemos avanzado, dentro de la responsabilidad profesional sanitaria, es en la valoración de secuelas de los procesos. De manera global, hay una mayor tendencia para intentar llegar a acuerdos, lo que hace necesaria una profesionalización de las valoraciones de actuaciones que podrían ser contrarias a la Lex Artis que permita acotar y al máximo la indemnización exacta que le corresponde a un paciente que ha sufrido un daño. Y aquí entra en juego, necesariamente, la conveniencia de disponer de un baremo específico de daños sanitarios puesto que el de accidentes de tráfico, que es con el que se trabaja en la actualidad, no recoge supuestos que puedan deberse a actuaciones sanitarias y no a accidentes. Este baremo, que tendría que ser vinculante, permitiría dar seguridad jurídica a la responsabilidad profesional y estimar las primas adaptándolas a la realidad de lo que se puede derivar de la siniestralidad.

Por último, y puestos a hacer balance, hemos avanzado sensiblemente en nuestro trabajo en la resolución extrajudicial de conflictos como primera vía para dar solución a los conflictos de responsabilidad profesional. Así, estamos trabajando en el Servicio Madrileño de la Salud con el despacho De Lorenzo Abogados en un sistema de este tipo que, por el momento, está teniendo muy buena aceptación.

Hoy traemos a nuestro blog el curso en el que participamos hace unos días en Valladolid, organizado por la Gerencia Regional de Salud de la Junta de Castilla y León, bajo el título “Jornada de responsabilidad patrimonial. Póliza del seguro e informes técnicos periciales”.

Luis Bernaldo de Quirós, director médico de PROMEDE impartió dos de las sesiones del programa, centradas en los informes técnicos periciales, destacando los aspectos legales,
formales y de fondo de dichos informes así como una clara referencia al soporte científico del informe médico pericial.

La convocatoria ha estado dirigida al colectivo de inspectores médicos de Castilla y León, con el fin de aclarar aspectos dudosos en la elaboración de los informes, y que ha disfrutado de una gran acogida con una valoración muy positiva y provechosa de los participantes en la actividad.

De hecho, el próximo 29 de noviembre, tendrá lugar una segunda edición de la jornada en la que se incidirá en aspectos tan relevantes como las partes del informe, el resumen de los hechos, las consideraciones médicas y el análisis de la praxis entre otros, confiando en que la nueva serie de la formación, sea también un éxito y agradeciendo a la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León que haya contado con PROMEDE para participar en esta acción formativa.