Seguimos apostando por la formación especializada con el Máster de PROMEDE

La complejidad de la Medicina y la judicialización de los conflictos hacen cada vez más necesario el papel de los peritos médicos cualificados: se estima que en España hay un déficit de 400 de estos profesionales. En este sentido, el Máster de Valoración de Daño Corporal, Pericia Médica y Resolución Extrajudicial de Conflictos de Responsabilidad Sanitaria, desarrollado e impartido por Profesionales de la Medicina y el Derecho (PROMEDE), la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS), la Sociedad Española de Valoración de Daño Corporal y la propia Universidad San Pablo CEU como máster propio dentro de su oferta académica, se sigue configurando como el único máster de carácter transversal que aúna en un mismo programa estas grandes áreas relacionadas entre sí para resolver muchos de los casos que se generan individualmente en cada una de ellas.

La formación sigue para los alumnos de la tercera edición del Máster, tanto de manera presencial como virtual a través de la plataforma de la universidad. El próximo fin de semana los alumnos recibirán clase a cargo del doctor Jesús Peláez Fernández, perito en medicina intensiva, que analizará desde el punto de vista eminentemente práctico casos perdidos en juicio por él mismo. Asimismo, durante la jornada del sábado los alumnos profundizarán en los conocimientos relativos al módulo de resolución extrajudicial de conflictos recibiendo, a cargo de la profesora doña María José Aguado, una sesión teórico-práctica sobre la mediación sanitaria.

Desde nuestro post queremos destacar que actualmente se encuentra abierto el plazo de matriculación para la nueva edición de este Máster. La información se puede encontrar en el siguiente enlace.

Seguiremos informando…
¡Feliz semana!

Valorando las reclamaciones por falta o retraso de atención médica durante la pandemia

La pérdida de oportunidad en relación con la pandemia Covid-19 es el título de la tertulia médico-jurídica organizada por Promede (segunda en formato online), con el fin de analizar el abordaje de las reclamaciones por los problemas en atención sanitaria y la posible existencia de pérdida de oportunidad. Según Manuel Moya, director de docencia de Promede, “partiendo de la base de los datos oficiales con más de tres millones de contagios, más de 70.000 fallecidos y los retrasos en la atención sanitaria con disminución de pruebas diagnósticas en varios procesos médicos, se considera que puede haber reclamaciones y, en ocasiones, que pudieran existir situaciones de pérdida de oportunidad”.

La sesión comenzó con la introducción de nuestra directora de Responsabilidad Sanitaria, María Rodríguez de Alba, con la aportación de algunos datos como el diagnóstico de un 21% menos de nuevos casos de cáncer, el retraso o cancelación de citas de rehabilitación al 80% de los pacientes o un porcentaje de ingresos por ictus menor del 55% y con la mención a la suspensión de servicios sanitarios e inatención a pacientes a causa del colapso sanitario.

En la tertulia, abierta por Juan Abarca, consejero delegado de Promede, ofrecieron su punto de visto Julio Albi, Socio de DAC Beachcroft; José Carlos López, Magistrado Letrado del Gabinete Técnico de la Sala Primera del tribunal Supremo; Ofelia De Lorenzo, directora del Área Jurídico-Contenciosa en De Lorenzo Abogados; Carlos Represas, director de Innovación de Promede; y Carlos Sardinero García, Doctor en Derecho, Doctor en Medicina, Fundador del Despacho Sardinero Abogados.

Tal como se ha puesto de manifiesto, la pérdida de oportunidad es un concepto jurídico que hace referencia a la responsabilidad sanitaria que experimenta un paciente y que se caracteriza por la incertidumbre/probabilidad de cómo una actuación médico-sanitaria pudiera haber evitado o aminorado el desarrollo de la enfermedad del paciente. Los expertos coinciden en que, al tratarse de una situación de catástrofe, las situaciones de pérdida de oportunidad no van a ser frecuentes y tendrá que abordarse cada caso de forma individual y teniendo en cuenta la fase de la pandemia en la que se ha producido.

Para finalizar, se hicieron algunas propuesta a tener en cuenta de cara a la más correcta evaluación de las reclamaciones: la clarificación del concepto médico forense de la pérdida de oportunidad, la posibilidad de crear un comité de expertos para identificar los supuestos de pérdida de oportunidad durante la covid-19, la posibilidad de elaborar un baremo de indemnizaciones (cuantitativo y cualitativo) o de implementar un seguro obligatorio o fondo que cubra los daños por estas situaciones de pandemia.

Nueva edición del libro Tratado de Medicina de Urgencias

La Medicina de Urgencias ha experimentado cambios como consecuencia de nuevos procedimientos, técnicas, fármacos, etc. En este sentido, es necesario actualizar conocimientos combinando la rigurosidad científica con la práctica asistencial. Actualmente existen múltiples manuales de urgencias, sin embargo, el libro Tratado de Medicina de Urgencias fue el primero escrito originalmente en lengua española y en su nueva edición, agotada en pocos meses, se incorpora un anexo sobre la enfermedad de la COVID-19. Manuel Moya, director de docencia de PROMEDE, nos habla hoy de la nueva edición del libro, un documento llevado avalado por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) y editado por él junto con los doctores Pascual Piñeira y Miguel Mariné.

¿Qué les ha llevado a realizar una nueva edición de este libro?
La Medicina es una ciencia en continua evolución y los progresos en los diferentes aspectos de una enfermedad experimentan cambios que hacen que los conocimientos válidos en un momento determinado queden anticuados en poco tiempo, especialmente por los progresos en diagnóstico y tratamiento. El Tratado de Medicina de Urgencias fue editado en 2011 y en estos diez años ha habido suficientes cambios en el manejo urgente de los pacientes como para poner al día los conocimientos. Esto, unido a que el libro estaba agotado en su primera edición, nos indujo a poner en marcha la segunda edición que es la que ahora se publica.

¿Qué novedades incorpora con respecto a la anterior?
Es imposible hacer un repaso en esta breve entrevista de los cambios que ha habido en estos últimos diez años, pero podemos resumir las novedades en que se ha hecho una actualización de todos los temas, muchos de ellos escritos de nuevo con un enfoque diferente. El formato del libro es más atractivo visualmente, ya que se ha utilizado más de un color, a diferencia de la edición anterior que era solo en blanco y negro. Por otro lado, el Dr. Piñera Salmerón ha asumido la máxima responsabilidad de coordinación que tenía yo en la primera edición.

¿Cuál es el estado actual de la Medicina de Urgencias?
La Medicina de Urgencias es una especialidad en muchos países, incluidos varios en la comunidad europea. Sin embargo, en España no ha sido aún reconocida como especialidad médica. Esto hace que la formación de los profesionales que trabajan en urgencias tenga que ser asumida por ellos mismos, al no existir una formación oficial de la especialidad. Los profesionales de urgencias tienen que recurrir a cursos, manuales, tratados y otras modalidades formativas organizados por ellos mismos, casi siempre dentro del paraguas científico que supone la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) y otras sociedades científicas. La falta de una formación oficial hace que tratados como este tengan una importancia decisiva en la autoformación en urgencias.

El ejercicio de la medicina de urgencias exige una toma rápida de decisiones para mejorar la calidad de asistencia de los pacientes
Como se indica en el Tratado, el médico de urgencias debe tener la siguientes características: poseer amplios conocimientos de los síndromes frecuentes en urgencias, dominar las técnicas de reanimación cardiopulmonar y soporte vital, así como de transporte sanitario del paciente grave, tener capacidad de decisión rápida, ser especialmente sensible al estado de ansiedad que la situación urgente provoca en el enfermo, y más aún, en los familiares, y conocer bien el manejo de enfermos mayores por la gran frecuentación de urgencias por esta parte de la población.

¿Podría indicarnos cuáles son los principales hitos conseguidos en esta área en los últimos años?
Si hay que destacar que, aunque no sea una especialidad reconocida en España, cada vez es más frecuente la dedicación definitiva de muchos médicos a la urgencia, donde desarrollan toda su vida profesional, dentro de servicios de urgencias estructurados como tales, esperando que finalmente de les reconozca como especialistas en Medicina de Urgencias.

Algún aspecto a añadir
Hay que tener en cuenta que, aunque hay múltiples manuales de urgencias, nuestro tratado fue el primero escrito originalmente en lengua española. Por otro lado, la continua evolución de la Medicina queda reflejada en este libro en el que, cuando ya estaba todo preparado para imprimirlo, aparece la pandemia Covid-19, lo que nos ha obligado a añadir un anexo sobre esta nueva enfermedad, con los conocimientos que se habían adquirido en los primeros meses de su declaración como pandemia.

Finalmente quiero destacar que la primera impresión de libro se ha agotado en pocos meses y se está reimprimiendo, y se espera que esté disponible a partir de mayo de 2021.

Se abre el plazo de matriculación de la nueva edición del Máster de PROMEDE

Desde hace unas semanas se encuentra abierto el plazo de matriculación para la nueva edición del Máster de Valoración de Daño Corporal, Pericia Médica y Resolución Extrajudicial de Conflictos de Responsabilidad Sanitaria, desarrollado e impartido por Profesionales de la Medicina y el Derecho (PROMEDE), la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS), la Sociedad Española de Valoración de Daño Corporal y la propia Universidad San Pablo CEU como máster propio dentro de su oferta académica. La información se puede encontrar en el siguiente enlace.

La formación sigue para los alumnos de la tercera edición del Máster, tanto de manera presencial como virtual a través de la plataforma de la universidad. El fin de semana del 5 de febrero recibieron la clase a cargo de la doctora María Rodríguez de Alba, directora de Responsabilidad Sanitaria de PROMEDE, quien corrigió casos de responsabilidad. Asimismo, los profesores Eugenio Laborda y Daniel Arranz fueron los encargados de realizar la formación en el ámbito del baremo sanitario.

Los alumnos de esta edición ya se encuentran en condiciones de realizar casos prácticos de valoración del daño corporal y prácticas externas dentro del programa formativo puesto que han alcanzado la capacitación suficiente como para realizar estos informes tutelados por el director médico correspondiente.

Seguiremos informando…
¡Feliz semana!

Y seguimos apostando por la formación…

Tras el período navideño los alumnos del Máster en valoración de #dañocorporal, pericia médica y resolución extrajudicial de conflictos de responsabilidad sanitaria, que se imparte conjuntamente con la Facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo, han vuelto a las clases para retomar su formación en las tres áreas que dan nombre al título.

El último fin de semana la clase fue impartida por el profesor Carlos Represas quien analizó la dificultad de la valoración del daño derivado del acto médico, además de iniciar un estudio pormenorizado del baremo sanitario. Por otro lado, el profesor Iñigo de Miguel Beriain centró su sesión en el módulo de derecho sanitario y analizó los conceptos fundamentales de este tanto desde el punto de vista de la ética y la medicina, como de aspectos del derecho sanitario de las declaraciones internacionales.

Debido a las necesidades provocadas por la pandemia de la COVID-19, los alumnos tienen la opción de asistir a clase de manera presencial o hacerlo de manera virtual a través de la plataforma de la Universidad. El objetivo es seguir compartiendo conocimientos para adquirir una capacitación completa en el sector.

Actualmente se encuentra abierto el periodo de matriculación para el curso 2021-2022.

La información se puede encontrar en el siguiente enlace: https://bit.ly/3ctWwCC

Seguiremos informando…

¡Feliz fin de semana!

21 de enero, Día Europeo de la Mediación

El día 21 de enero se celebra el Día Europeo de la Mediación, una efeméride de nuestro sector, que coincide con el primer texto legislativo de mediación europeo a través de la Recomendación nº 98 aprobada por el Comité de Ministros del Consejo de Europa el 21 de enero de 1998.

Bajo esta premisa, se celebrarán en toda España distintos eventos y actividades con el objetivo de conmemorar este día y hacer énfasis en la relevancia que tiene la mediación como un medio de solución de controversias en el que dos o más partes intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo con la intervención de un mediador, evitando, en la medida de lo posible, la judicialización del conflicto y creando un espacio de diálogo. Un método que, sin duda, ofrece numerosas ventajas como el ahorro de costes o la obtención de un acuerdo satisfactorio para las partes implicadas de forma rápida.

Somos conscientes de los múltiples conflictos que se producen por problemas de comunicación entre los profesionales, los pacientes y sus familiares. Por ese motivo, PROMEDE cuenta entre sus áreas de actuación con un servicio especializado de mediación sanitaria que ayuda a promover un acercamiento entre las partes para alcanzar por sí mismas un acuerdo con el que estén satisfechas.

Desde PROMEDE prestamos servicios en reclamaciones de asistencia sanitaria, reclamaciones por lesiones de accidentes de tráfico y otro tipo de accidentes o controversias con aseguradoras. Por ello, defendemos, asimismo, la necesidad de que este proceso sea tratado por expertos en materia sanitaria, sin vinculación con el servicio, hospital, entidad, etc, para facilitar acuerdos, restablecer la comunicación entre las partes y ser capaces de modificar la visión de las cosas, así como una transformación de las posibles divergencias.

¡Feliz semana!

PROMEDE obtiene el certificado RSC por su compromiso con las políticas sociales

La Responsabilidad Social Corporativa es ya un elemento clave para las compañías. De hecho, este aspecto se ha potenciado desde que en el año 2015 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) puso en marcha los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para hacer frente a los grandes retos económicos, sociales y medioambientales a los que se enfrenta nuestro planeta involucrando a todos los actores: gobiernos, organismos públicos, organizaciones del tercer sector, ciudadanos y compañías.

En PROMEDE hemos obtenido recientemente el certificado del Sistema de Responsabilidad Social por nuestro compromiso centrado en un balance económico equilibrado, políticas sociales que mejoren las condiciones de trabajo del equipo y cuidado del medio ambiente. En este sentido, la Compañía ha puesto en marcha procesos para conseguir certificaciones como la ISO 14001 (norma internacional de sistemas de gestión ambiental) o la IQNet SR10, estándar internacional de gestión y mejora que recoge las mejores prácticas y recomendaciones en materia de responsabilidad social.

La aplicación de los ODS supone un paso más en la implicación de Promede con la sociedad. A modo de ejemplo, la Compañía cuenta con un departamento de gestión de incidencias y prevención, denominado IMPROVE, una herramienta de RSC con la que pretendemos mejorar nuestros servicios, profesionalizando la metodología de la gestión de sugerencias, quejas o incidencias, para encontrar soluciones y actuar preventivamente, mejorando la calidad y eficiencia del servicio prestado a nuestros clientes.

En PROMEDE seguimos aportando nuestro granito de arena para la mejora continua en todas las áreas.
¡Feliz semana!

Primer seminario online de Pericia Médica en Chile

La pericia médica es clave para realizar un informe médico que pueda ser utilizado por un juez para dar veracidad o no a un hecho concreto. Los informes periciales se están convirtiendo en una herramienta clave en la resolución de algunos conflictos. Miguel Viveros, abogado y vicepresidente 1º de la Asociación Chilena de Derecho de la Salud (AChDS), con la que PROMEDE organiza una sesión el próximo 26 de noviembre, nos habla hoy sobre los objetivos del seminario, la pericia médica y algunos aspectos de interés sobre la prueba pericial en la justicia chilena. En la sesión también participarán el profesor Mauricio Duce, profesor titular de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales y director del Programa de Reformas Procesales y Litigación de la misma casa de estudios; Carlos Represas, director de innovación de Promede y Manuel Moya, director de docencia de Promede.

¿Cuáles son los objetivos del primer seminario de pericia médica que se celebra el próximo 26 de noviembre?

Los objetivos están conectados con la necesidad de avanzar en una mayor profesionalización de los dictámenes periciales en el ámbito de la negligencia médica. En general, los médicos pueden emitir opiniones técnicas fundadas sobre cualquier caso propio de su especialidad. Sin embargo, no saben cómo hacerlo en el contexto de un conflicto judicial y ni mucho menos están preparados para comparecer ante un tribunal. La mayoría de los facultativos desconocen las secciones y requisitos que transforman una opinión profesional en un buen informe pericial o cómo se traduce en una declaración como testigo experto, prefiriendo no asumir esta clase de encargos. Este seminario ofrece una primera aproximación a estas temáticas en clave forense, buscando incentivar el interés de los médicos por la actividad pericial.

La pericia médica es un instrumento técnico al servicio de la justicia en un caso determinado y que el juez necesita para formar su criterio. ¿Por qué es importante contar con expertos en este campo?

Los jueces necesitan el dictamen de expertos para resolver controversias que incluyen puntos de hecho para cuya apreciación se necesitan conocimientos especiales. El caso de los juicios por responsabilidad médica es buen ejemplo de esa necesidad. Los jueces no pueden (ni les corresponde, a mi juicio) fijar el contenido de la lex artis ad hoc, en circunstancias que constituyen punto central en cualquier controversia sobre malas prácticas.

¿Qué ventajas ofrecen los informes periciales en la valoración de daños?

Los informes periciales en el ámbito de la responsabilidad sanitaria se pronuncian habitualmente sobre si el profesional ajustó o no su conducta profesional al deber de cuidado y en especial a la lex artis ad hoc. No obstante, también pueden referirse a factores que impactan en la producción y valoración del daño. Así, supuesto en un caso concreto que se ha comprobado que existe responsabilidad profesional, es necesario determinar luego el quantum de la indemnización y para esto debe considerarse que no siempre la totalidad del daño es imputable o atribuible al demandado. Ese es el caso, por ejemplo, del daño asociado directamente al estado previo y patología de base del paciente y ajeno al ulterior acto o procedimiento médico. Un informe pericial sobre estos puntos contribuye a objetivar la problemática y su solución.

¿Podría darnos algunas pinceladas sobre la prueba pericial en la justicia chilena? 

La prueba pericial en la justicia chilena se materializa de manera muy distinta según se trate de una controversia penal o civil.

En sede penal los peritos suelen emitir sus informes escritos en la etapa de investigación a cargo del Ministerio Público (Fiscalía) que -aclaro de paso- es un organismo independiente al Poder Judicial que se encarga de esa etapa inicial del procedimiento criminal. Esos informes pueden emitirse por encargo y cuenta de los intervinientes (la víctima, el querellante, la defensa) o bien, emitirse por encargo de la propia Fiscalía, pero no tienen valor probatorio porque la verdadera prueba se aporta en juicio. Con todo, durante la investigación y desde el rol de cada interviniente, estos informes revisten gran importancia porque afirman, o descartan en su caso, en una etapa temprana del procedimiento, si existe o no mérito para que el asunto se resuelva en un juicio oral. Así, por ejemplo, si existen uno o más informes periciales que durante la investigación descartan que haya existido negligencia médica, el fiscal decidirá no perseverar en el asunto y no lo llevará a juicio. Si, en cambio, la fiscalía decide llevar el caso a juicio, los peritos de la acusación y la defensa comparecen y declaran como testigos expertos; lo hacen a tenor de sus previos informes escritos, siendo interrogados y contrainterrogados por las partes y los jueces, quienes le asignan mayor o menor valor probatorio a esas declaraciones prestadas en su presencia.

En sede civil, Chile mantiene un procedimiento básicamente escrito. Los peritos son designados generalmente por el tribunal a petición de las partes, en audiencia programada al efecto; en esta se fijan, además, los puntos de prueba a los que deben referirse los peritos. Los peritos cumplen su función emitiendo informes escritos que se incorporan al expediente (hoy virtual), pero no comparecen a prestar declaración. Todo esto tiene algunos matices, pero grosso modo esa es la situación vigente en Chile.

En cualquier caso, debo señalar que en el medio chileno existe un déficit en materia de informes periciales. No existen muchos profesionales solventes dedicados a esta importante labor y el organismo público al que suele recurrir el Ministerio Público -me refiero al Servicio Médico Legal- no cuenta con la dotación de profesionales especializados requerida para un pronunciamiento oportuno en el cada vez más creciente número de casos en los que se pone en tela de juicio la conducta de los profesionales de la salud. Naturalmente, esto también ha influido en el interés de la AChDS para programar este Seminario en colaboración con Promede, una compañía de reconocido prestigio y gran experiencia en esta materia.

Aquí os dejamos el enlace por si queréis asistir https://bit.ly/3lCyc3d 

Comienza el curso para la 3ª edición del Máster de Valoración de Daño Corporal, Pericia Médica y Resolución Extrajudicial de Conflictos de Responsabilidad Sanitaria

La necesidad de peritos cualificados y de la intervención del personal sanitario en los conflictos de naturaleza judicial y extrajudicial hace que la pericia médica y la valoración del daño se configuren como una salida profesional de futuro. De hecho, formar a profesionales en esta rama es precisamente el objetivo del Máster de valoración de daño corporal, pericia médica y resolución extrajudicial de conflictos de responsabilidad sanitaria, cuya tercera edición se inauguró hace unos días y que se impartirá conjuntamente con la Facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo como máster propio dentro de su oferta académica. Además, todavía sigue abierto el plazo de matriculación al mismo.

El programa del Máster, desarrollado e impartido por Profesionales de la Medicina y el Derecho (PROMEDE), la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS), la Sociedad Española de Valoración de Daño Corporal y la propia Universidad San Pablo CEU, agrupa en un solo temario las tres áreas que dan nombre al título y que se inician con un módulo de acervo legislativo sanitario, a través del cual los alumnos adquieren los conocimientos básicos de derecho para afrontar el resto de los módulos. Posteriormente, se abordan distintos bloques que componen el objetivo de la pericia sanitaria (valoración del daño corporal, pericia médica y resolución extrajudicial de conflictos de responsabilidad sanitaria). El programa académico se complementará con talleres prácticos y un trabajo de fin de Máster. Además, incluye la posibilidad de realizar prácticas remuneradas y acceder a la bolsa de trabajo de PROMEDE mientras se realizan los estudios y, por supuesto, cuando estos están concluidos.

Los pasados 30 y 31 de octubre el profesor Daniel Arranz impartió una primera clase de introducción de la valoración del daño corporal. Esta clase que ya tiene lugar en la sede de la Universidad fue también emitida en formato videoconferencia para aquellos alumnos que no pudieran desplazarse al aulario.

PROMEDE colabora con el Centro Zaragoza en aulas de formación sobre sobre daños corporales

En PROMEDE apostamos por la formación para seguir aportando valor entre los profesionales del sector Esta semana realizaremos las primeras aulas en colaboración con el Centro de Zaragoza en el área de daños corporales de las cuales ofrecemos alguna información:

  • Biomecánica Forense: este curso busca transmitir de forma didáctica los conceptos básicos de esta disciplina de creciente interés para el sector asegurador. Su aplicación resulta primordial tanto para el análisis de los siniestros de baja intensidad, como para la verificación del uso adecuado de los sistemas de seguridad en los accidentados más graves. Está dirigido a gestores de siniestros de daños corporales.
  • Toxicología forense relacionada con tráfico: con esta aula se pretende transmitir a los asistentes los fundamentos teóricos de la influencia del alcohol y las drogas en la conducción de vehículos, a motor o no, y su relación con el origen y los resultados de los accidentes de tráfico. Asimismo, profundiza  en la interpretación de las analíticas de alcohol y drogas y en los informes toxicológicos que los gestores de siniestros de daños corporales se encuentran en su actividad profesional.
  • Predictibilidad secuelar en grandes lesionados- traumatismo craneoencefálico, lesionados medulares, politraumatizados: en estas sesiones se abordarán los últimos y más avanzados métodos científicos desarrollados para predecir la evolución de los grandes lesionados, tanto en lesiones temporales como en lesiones permanentes. En el curso se explicarán diferentes métodos, según el tipo de patología cuyas secuelas se quieran predecir, y se ofrecerán también interesantes recomendaciones para su aplicación práctica en la gestión de siniestros.
  • Ley 35/2015. Perjuicios patrimoniales: este curso busca mostrar la distinción entre conceptos jurídicos y médico-legales de los perjuicios patrimoniales por secuelas, así como exponer una metodología que permita la valoración de los conceptos que han de incorporar los informes médicos según la Ley 35/2015.

Dado el interés que han despertado, Promede y Centro Zaragoza van a promover la realización de nuevas sesiones sobre las que puede obtenerse más información aquí