El pasado 20 de marzo, y dentro del Programa de Sesiones clínicas organizado por el CIOCC HM Sanchinarro, nuestra directora médico María Rodríguez de Alba impartió una sesión a los allí presentes: especialistas en Oncología Médica, Oncología Radioterápica y personal de Ensayos Clínicos en relación a las nociones básicas en el campo de responsabilidad civil sanitaria, pericia médica y conflictos en el ámbito sanitario.

La sesión fue compartida en streaming con el resto de Centros integrantes del grupo HM Hospitales.

Los asistentes se mostraron especialmente interesados y participativos, al tratarse de un campo generalmente desconocido y que -como hemos señalado en otras ocasiones- requiere una formación específica.

Esperamos seguir colaborando con los distintos profesionales que integran el sector y difundiendo una información que entendemos básica y que el profesional, desgraciadamente, solo suele conocer cuando se materializa en forma de reclamación durante su carrera profesional.

Hoy queremos contaros en detalle la actividad de PROMEDE en 2018. El año pasado la Compañía abrió 1.748 nuevos expedientes, sobre los que a día de hoy se han emitido cerca de 1.900 informes. De ellos, el 86% corresponde a informes de praxis y el 14% restante a valoración del daño corporal derivada de responsabilidad sanitaria. Asimismo, el balance anual de PROMEDE hace referencia al servicio de resolución extrajudicial de conflictos, un área de trabajo que se está intensificando, con un total de 85 expedientes de los cuales, a día de hoy, se han cerrado un total de 71.

En general, cirugía ortopédica y traumatología (21,73%), ginecología y obstetricia (11,3) y cirugía general y del aparato digestivo (9,4%) son las especialidades que generan más reclamaciones y, por tanto, mayor número de informes.

Por otro lado, en cuanto a los informes relativos a la valoración del daño corporal derivado de Responsabilidad Sanitaria (RSVDC), el estudio arroja la siguiente clasificación por especialidades:

Especialidad Reclamación
Total
Cirugía ortopédica y traumatología
65
Ginecología y Obstetricia
33
Odontología
23
Oftalmología
17
Urología
16
Cirugía general y del aparato digestivo
14
Urgencias
13
Medicina interna
11
Otorrinolaringología
8
Neurocirugía
7
TOTAL
259

*Otras especialidades reclamadas (Informes 52)

La escasez de peritos, la complejidad de los casos, la aplicación de la nueva legislación o la cuantificación económica generan una importante problemática en relación con la valoración del daño corporal derivado de responsabilidad sanitaria.

Por último, en relación a la resolución extrajudicial de los conflictos, los resultados han concluido normo-praxis, en el 80,25% de los casos; mala praxis, en un 16,73%, y resultado no concluyente en el 3,02% de los casos.

El pasado fin de semana, y dentro del programa formativo, los alumnos del Máster de valoración de daño corporal, pericia médica y resolución extrajudicial de conflictos de RS asistieron a dos sesiones presenciales impartidas por los profesores Jesús Peláez Fernández y Marta Ochoa Mulas.

El doctor Peláez, subdirector general de HM Hospitales y perito médico, impartió una sesión de cinco horas sobre pericia médica. Durante la misma expuso las bases para la correcta realización y defensa en juicio de un informe, simulando con los alumnos la realización de informes sobre casos reales en los que él había intervenido.

Por su parte, durante la jornada del sábado, la doctora Ochoa, médico especialista en neurología y miembro de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos, realizó un análisis profundo de los conceptos de bioética “beneficencia y no maleficencia” para, durante la última parte de su intervención, analizar desde un punto de vista deontológico la actividad médica relacionada con la realización de informes periciales.

Estamos muy satisfechos de cómo están transcurriendo las clases del Máster. Por ello, os iremos informando periódicamente para contaros novedades del mismo.

¡Feliz semana!

Hoy nos complace informar de la creación de nuestra “Cátedra en causalidad médico-legal”, junto con la Fundación de Investigación HM Hospitales; la firma del acuerdo de colaboración permitirá trabajar en el desarrollo de un modelo predictivo para valoración de indemnizaciones, basado en inteligencia artificial. Esta Cátedra busca, asimismo, crear un debate en relación a cómo alinear el lenguaje médico y jurídico para que la incertidumbre en procesos de responsabilidad sanitaria, cuando exista, se exprese en términos de probabilidad. En el acto de la firma del convenio, el doctor Carlos Represas, director de la Cátedra, ha explicado que “la finalidad de este acuerdo es establecer una línea de investigación similar a la que ya se está introduciendo en el resto de las ciencias forenses, para consolidar la probabilidad en el lenguaje causal, sobre todo en los procesos de responsabilidad médica y, en concreto, de incertidumbre causal, como la pérdida de oportunidad”.

El algoritmo que se desarrollará se llevará a cabo mediante la identificación de criterios médicos y el análisis de datos retrospectivo mediante big data para llegar a un modelo predictivo que permita homogeneizar las indemnizaciones tanto de responsabilidad médica como de accidentes de tráfico. Tal y como se ha reconocido durante la firma es necesario contar con modelos de estas características que faciliten la labor de las aseguradoras y lleven a conclusiones lo más objetivas y equitativas que sea posible.

En relación a la introducción de la probabilidad en los casos de responsabilidad sanitaria, el ejemplo más emblemático es la denominada “pérdida de oportunidad” que hace referencia a que cuando algo se ha hecho mal, no se sabe si las consecuencias son derivadas de ello o no, es decir, es difícil establecer la relación de causalidad. Y, en esos casos, sería necesario establecer la probabilidad de una evolución diferente, si se hubiera hecho bien.

La Real Academia de Medicina de Madrid acogió el pasado viernes la inauguración del primer Máster de valoración de daño corporal, pericia médica y resolución extrajudicial de conflictos de responsabilidad sanitaria que organiza PROMEDE, junto con la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS) y la Sociedad Española de Valoración de Daño Corporal. Durante el acto inaugural, los tres directores del máster, Juan Abarca Cidón, Ricardo De Lorenzo y Montero y Eugenio Laborda Calvo, incidieron en la necesaria formación específica de los peritos médicos para que su aportación a los procesos sea efectiva y en la escasez de estos profesionales en la actualidad: estiman que se necesitará un 35% más de peritos. Tal como explicó Pedro Casado, coordinador del Máster, “gracias a este título los alumnos podrán adquirir los conocimientos necesarios para ser capaces de analizar la viabilidad de las reclamaciones presentadas, de proponer acuerdos cuando proceda y favorecer el diálogo entre las partes, favoreciendo los acuerdos extrajudiciales”.

El programa académico consiste en una formación presencial, con una duración anual y un programa dividido en 4 módulos teórico-prácticos. La formación de los alumnos se complementará con talleres prácticos y un trabajo de fin de máster para favorecer el flujo de información, conocimientos y preguntas entre profesores y alumnos, con el fin de efectuar una capacitación completa.

Durante el acto, el presidente de Promede, Juan Abarca, reconoció que “este Máster es un hito muy importante, del cual estamos muy orgullosos porque culmina la vertiente docente, que iniciamos hace varios años con las tertulias médico-jurídicas y diferentes cursos monográficos tanto en valoración del daño corporal como de praxis”. Insistió, asimismo, en la relevancia del informe pericial en los procesos, lo cual justifica la importancia de la formación en estas áreas. Durante su ponencia trasladó a los alumnos los principales aspectos a tener en cuenta para conocer el funcionamiento del sistema sanitario.

Por otro lado, Ricardo De Lorenzo, presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario, explicó cómo “este Máster se adelanta a su tiempo porque, entre otros aspectos, el futuro pasa por la resolución extrajudicial de los conflictos, una de las áreas de estudio del programa”. De Lorenzo incidió en la importancia de la “medicina humanizante” para desjudicializar el sector sanitario: “en ocasiones, lo que más necesita un paciente es ser escuchado”.

Por su parte Eugenio Laborda, presidente de la Sociedad Española de Valoración del Daño Corporal, trasladó a los alumnos en su primera intervención del Máster el alcance de una adecuada valoración del daño corporal y las especificaciones necesarias para la realización de la misma de forma correcta, entendiendo que esta podría definirse como “la aplicación de los conocimientos médicos a la posible compensación de la alteración de la salud”.

El próximo 11 de enero tendrá lugar en la Real Academia de Medicina la inauguración del primer Máster de valoración de daño corporal, pericia médica y resolución extrajudicial de conflictos de responsabilidad sanitaria, que aúna en un mismo programa estas tres áreas que componen el objetivo de la pericia sanitaria y que imparten conjuntamente Promede, la Asociación Española de Derecho Sanitario y la Sociedad Española de Valoración de Daño Corporal.

Alumnos y profesores asistirán al acto inaugural en el que participarán los tres directores del máster, a su vez presidentes de las entidades que lo han puesto en marcha, Juan Abarca Cidón, Ricardo De Lorenzo y Montero y Eugenio Laborda Calvo. Posteriormente, cada uno de ellos realizará una ponencia para explicar algunos de los temas abordados en el mismo como la introducción al Sistema Sanitario Español, la historia del derecho sanitario, la protección de los principios éticos de la organización sanitaria y algunos conceptos básicos de la valoración del daño corporal y las bases jurídicas para su valoración, entre otros.

Gracias a este máster, para el que todavía hay algunas plazas disponibles, los alumnos podrán adquirir destreza en la realización de un informe pericial y la valoración de las secuelas (consecuencia de la responsabilidad profesional o como causa de un accidente), aprendiendo a su vez técnicas para resolver conflictos sin llegar a los tribunales.

¡Feliz semana!


Ofelia de Lorenzo, directora del área jurídico-contenciosa del despacho De Lorenzo Abogados, María Jesús Hernando, directora de Siniestros de SHAM, y María Rodríguez de Alba, directora médica del departamento de Responsabilidad Sanitaria de Promede.

Por nuestra dirección, junto con De Lorenzo Abogados, del Servicio de Coordinación de Conflictos del SERMAS

Esta semana queremos compartir el premio que Diario Médico nos ha otorgado, “a las Mejores Ideas 2018, en la categoría de Sanidad/Gestión”, en reconocimiento a la puesta en marcha y dirección del Servicio de Coordinación de Conflictos (SCC) del SERMAS. El SCC nace de la necesidad incuestionable de métodos alternativos de resolución de conflictos. Por ello y, en la búsqueda de esas vías, algunos servicios de salud empiezan a exigir el compromiso por parte de las compañías aseguradoras en su modelo de aseguramiento de responsabilidad civil patrimonial, para que cuenten con esas otras fórmulas para solucionar los problemas que surjan.

Además, en estos, ha de tener cabida la figura de un tercero con conocimientos específicos (medico-jurídicos) para que actúe no estrictamente de mediador entre las partes, pero sí de facilitador: un servicio de profesionales cualificados imparciales, que sean capaces de comunicarse con el reclamante, explicarle de forma más cercana la situación, y tratar de conseguir evitar la vía judicial facilitando acuerdos cuando proceda.

El objetivo de este servicio es servir de herramienta para profesionales, aseguradoras y pacientes como catalizador y facilitador de acuerdos extrajudiciales. El SCC ofrece al reclamante un procedimiento dirigido por un grupo de especialistas en pericia médica (PROMEDE) y derecho sanitario (De Lorenzo Abogados), imparciales y neutrales, que analizan la viabilidad o no de las reclamaciones, proponiendo acuerdos, en un marco de gratuidad, voluntariedad, confidencialidad e imparcialidad.

María Rodríguez de Alba, directora médica del departamento de Responsabilidad Sanitaria de Promede, ha mostrado el agradecimiento de la compañía por este reconocimiento, “fruto del trabajo compartido con mi compañera, Ofelia de Lorenzo – De Lorenzo Abogados-, y de la figura de la compañía aseguradora Sham y el Servicio Madrileño de Salud, sin los cuales este proyecto no sería posible. Tenemos la convicción de que el modelo satisface a todas las partes: administración, compañía aseguradora y -ante todo- pacientes y por ello apostamos por su implantación en otras comunidades autónomas”.

María Jesús Hernando González, Directora de Siniestros de SHAM, muestra su satisfacción por la marcha y los objetivos cumplidos del Servicio de Coordinación de Conflictos. SHAM es pionera en y aboga por los sistemas de solución alternativa de conflictos, por la filosofía del perdón y el acercamiento al paciente, filosofía que caracteriza al Servicio de Coordinación de Conflictos.

Recientemente formamos parte del panel de expertos del curso de “Peritación Odontológica” que contó con un amplio éxito de asistencia en el Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Almería. El concreto, el Dr. Juan Miguel Franganillo, perito de PROMEDE, fue quien se hizo cargo de parte de las ponencias del curso, con una calificación global por parte de los alumnos de 5 sobre 5. Los temas que se abordaron fueron variados, arrancando con una iniciación al tema pericial, y tratando, desde lo más básico, que son los conceptos iniciales en responsabilidad profesional, hasta la metodología pericial de informes de responsabilidad profesional sanitaria y al uso de baremos. En este sentido, respecto a la iniciación a la responsabilidad profesional se explicó la evolución de las demandas en odontología, desde el año 1982 hasta la serie de 2013-2015, mediante informes donde se observa claramente la tendencia al alza de las demandas a profesionales.

Asimismo, se abordó la repercusión que tienen dichas demandas en profesionales sanitarios y las consecuencias en la vida laboral y familiar. Por eso, una vez sentada la base sobre cómo ha ido evolucionando el sector odontológico y las demandas asociadas a éste como consecuencia de la praxis médica, se analizó la responsabilidad profesional, los tipos de responsabilidad, los requisitos para que exista dicha responsabilidad, el tipo de relación contractual, la existencia de falta profesional o la relación de causalidad entre la falta y el daño causado. Por último, uno de los temas que levantó mucho interés fue el cuándo hay que hacer el consentimiento verbal, o cuándo por escrito, qué debe contener un consentimiento y una cantidad importante de preguntas y cuestiones relativas al mismo, lo que demostró la importancia de este tema en la práctica clínica diaria y cómo los asistentes tenían claro que buena parte de las demandas judiciales son estimadas por consentimientos informados defectuosos, incompletos o inexistentes.

La pericia médica dentro del campo de la odontología tiene sus peculiaridades, tal como explica el Dr. Juan Miguel Franganillo, experto en peritaciones, odontología legal y forense y valoración del daño dentofacial, que señala que la principal diferencia con otros peritos médicos es que no existen especialidades reconocidas en Odontología, por lo que se puede peritar sobre cualquier materia solo con tener el título que habilite para el ejercicio de la profesión. Sin duda, “esto es un verdadero problema puesto que odontólogos sin formación suficiente en temas legales podrían peritar un asunto penal, lo cual podría tener gran trascendencia en la vida de una persona, pudiendo incluso tener asociada una pena de inhabilitación o prisión”, asegura.

Las demandas de responsabilidad profesional sanitaria aumentan año a año y no parece que esto vaya a disminuir en un futuro. Existen múltiples causas para dicho aumento, entre ellos, y generalmente el más importante, es la falta de comunicación entre profesional sanitario y paciente, la creencia de que la odontología es una ciencia exacta y la creciente judicialización de la sociedad. La gran mayoría de los asuntos que se dan en Odontología son los referentes a responsabilidad profesional, es decir, las demandas contra profesionales en el ejercicio de su profesión. Suelen ir en una gran proporción por la vía civil pero una pequeña parte siguen la vía penal, lo que nos lleva a entender bien las consecuencias que pueden tener para terceros nuestros informes. No obstante, también se pueden dar casos de valoración de lesiones por agresiones, accidentes de trabajo y en menor medida necroidentificación, identificación por marcas de mordedura o incluso en casos de nulidad matrimonial eclesiástica, puesto que un motivo de dicha nulidad es la halitosis continuada.

La formación legal para el ejercicio de la odontología no es que sea necesaria, es que es fundamental, ya que según indica este experto “nadie está a salvo de recibir una demanda y según estudios los profesionales sanitarios ni estamos formados ni conocemos las consecuencias que pueden acarrear dichas demandas. Generalmente no sabemos qué cobertura de seguro tenemos, cuanta cantidad tenemos cubierta, si nos cubre devolución de honorarios, que pasaría si tuviésemos una demanda y la indemnización estimada fuese mayor que lo que tenemos contratado en nuestro seguro, etc.”.

Del 18 al 20 de octubre se celebró en Madrid el XXV Congreso Nacional de Derecho Sanitario y PROMEDE no podía faltar a la cita.

El jueves tuvo lugar un taller en el que analizamos la evolución del Servicio de Coordinación de Conflictos del Servicio Madrileño de la Salud. Durante el mismo se aseguró que hasta el 67% de los fallos médicos se debe a problemas de comunicación y también se mostró cómo ésta junto con el diálogo con el reclamante, es fundamental para conseguir el éxito de cualquier método alternativo de resolución de conflictos en responsabilidad profesional sanitaria. Los participantes en la sesión se mostraron de acuerdo en las ventajas de los modelos de coordinación de conflictos para todas las partes, con el ejemplo del SERMAS, cuyos plazos de resolución no exceden los 51 días, tras el año y medio de implantación, con una aceptación del estudio de viabilidad emitido por este servicio de un 55% por parte de los demandantes. Nuestra Compañía y De Lorenzo Abogados somos en la actualidad los expertos encargados de dar soporte y servicio profesional al Servicio de Coordinación de Conflictos del SERMAS. Hasta ahora, se han tramitado 108 expedientes, de los cuales 80 están ya cerrados.

Por otro lado, realizamos nuestra clásica tertulia médico-jurídica, en la que se debatió sobre la justificación del reintegro de gastos por traslados al sector privado del paciente de la sanidad pública y en la que rendimos homenaje al recientemente fallecido, Dr. Luis Bernaldo de Quirós, habitualmente relator de nuestras tertulias anuales. En la sesión, dirigida por D. Juan Abarca, como vicepresidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario participó la Dra. María Rodríguez de Alba, directora médica del departamento de Responsabilidad Sanitaria de PROMEDE, como relatora. La doctora Rodríguez de Alba se encargó de introducir la base teórica del asunto trasladando los cuatro requisitos exigidos en la actualidad para que el reintegro de gastos por asistencia sanitaria ajena al sistema público se entienda como procedente: dos positivos, que se trate de urgencia inmediata y que sea de carácter vital; y dos negativos, que no exista posibilidad de utilización de los servicios de la sanidad pública y que el caso no constituya una utilización abusiva de la excepción, dada la existencia de recursos limitados y necesariamente iguales para todos los ciudadanos. Sin embargo, durante el debate se puso de manifiesto que existe discusión acerca de los razonamientos que pueden argumentar las sentencias o decisiones al respecto.

Se observa que existe un déficit de profesionales formados en esta área y se estima que es necesario que exista un 35% más para ahorrar tiempo en los procesos y costes en la resolución de los conflictos sanitarios. Hoy hablamos con Pedro Casado, coordinador del Máster de valoración de daño corporal, pericia médica y resolución extrajudicial de conflictos de responsabilidad sanitaria, sobre la importancia de la figura del perito médico con motivo de la ampliación del plazo de matriculación del máster hasta el próximo mes de enero.

¿Cómo valora el número de especialistas que hay en nuestro país en el ámbito del peritaje médico?

Si analizamos la información que nos transmiten las Compañías y la realidad de la actuación en el ámbito del peritaje judicial, lo cierto es que hay una importante carencia de peritos médicos en España. Se necesitarían 400 peritos médicos más (35% más de los actuales) para dar respuesta a la demanda que existe de este perfil profesional. Partiendo de ello y de que el informe médico pericial es el medio auxiliar con el que cuenta el juez en el esclarecimiento de la verdad o como decía Ambrosio Paré “… los jueces deciden según se les informa”, podemos afirmar que de la realización de la pericia se desprenderá una serie de consecuencias específicas y de relevancia jurídica, no solo el pago de una importante cantidad de indemnización, sino el posible ingreso de una persona en prisión, o la concesión de una invalidez o incapacidad. Esta afirmación por supuesto debe ir en íntima relación con el juramento hipocrático, que obliga a ser sinceros.

¿El peritaje puede ser una salida profesional para diferentes especialidades?

El peritaje no solo puede resultar interesante para una especialidad sanitaria en concreto, o para varias, sino que puede configurarse, o bien como una salida tan digna y relevante como cualquier profesión sanitaria de carácter asistencial, o bien como un complemento al ejercicio de la medicina asistencial.

Es decir que el peritaje no está enfocado a una especialidad sanitaria concreta, sino que la práctica judicial nos pone de manifiesto que cualquier especialidad puede ser necesaria a la hora de formular y defender en juicio un peritaje.

¿Qué aspectos diferenciales tiene este máster?

La diferencia de otras formaciones es que consigue aunar en un mismo programa la pericia sanitaria, con las técnicas propias de esta labor, el conocimiento judicial y legal necesario y la valoración del daño. Si analizamos el programa del máster, todos los módulos resultan atractivos y relevantes. Si bien yo destacaría fundamentalmente que, a diferencia de otros máster en los que se analiza exclusivamente el daño corporal, aquí además de la valoración, teniendo en cuenta el nuevo baremo, se introducen dos conceptos novedosos: la pericia médica en relación a la responsabilidad profesional sanitaria específica y, por otro lado, la mediación y resolución de conflictos de responsabilidad sanitaria. Se trata de un módulo relativo a la gestión extrajudicial de conflictos que viene erigiéndose como una alternativa especialmente adecuada para resolver los conflictos en el ámbito sanitario.

Por último una de las peculiaridades más relevantes de este máster se refiere a la existencia de un primer módulo de contenido jurídico configurado por Ricardo De Lorenzo, presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario, que constituye la base para el posterior estudio de los 3 módulos.